Ara tambè pàgina de Facebook

http://www.facebook.com/lapediatriadeldiaadia
Pots seguir-nos clicant "m'agrada"

lunes, 21 de mayo de 2012

Las sillitas para el coche

La Revista autobild.es nos explica las sillitas para el coche (comparativa y consejos)



Las sillas de bebé para el coche del grupo 0 y 0+ son las sillitas infantiles o portababés específicas para niños de entre 0 y 13 Kg

¿Cuco o portabebé?
Tener en cuenta que debe estar homologado para viajar en cocheLos cucos (también se llaman capazos) solo están homologados hasta los 10 kilos. Desecha los que no incluyan faja abdominal, pues es la única manera de sujetar el bebé durante el viaje.

Muchos expertos defienden que el cuco es la mejor opción para bebés que todavía no han cumplido los tres meses. Hasta este momento, el recién nacido no puede girar la cabeza y permanece inmóvil en la posición en que tú lo dejes. Lo más adecuado entonces es que esté tumbado el mayor tiempo posible, de esta forma su espalda se mantiene recta a la vez que respetas sus horarios naturales de sueño. Aún así, es importante aclarar que diversos estudios han demostrado que, en lo que a seguridad en caso de accidente se refiere, son mucho más eficaces los portabebés.

Criterios para la selección:
Fácil de instalar, con poco peso, confortable para el bebé y, por qué no, atractivo. Éstas deberían ser las cuatro premisas a la hora de elegir un capazo o portabebés.

 La realidad es que tratar de que un bebé de 13 Kg viaje en un grupo 0+ es casi imposible. Lo normal es que cumplido el año pase a una silla del grupo 1 (siempre en contra del sentido de la marcha, pues la postura más segura que existe). Entre 15 y 36 Kg. necesitarás una Silla para el coche de Grupo 2-3

Consejos de uso:
Los asientos traseros (central y lateral derecho) son los más seguros para los bebés. Aun así, si viajas solo, es buena idea llevarlo en el asiento del copiloto, pues podrás atenderlo en cualquier momento. Eso sí, siempre de espaldas a la marcha y con el airbag desconectado. Antes de instalar el portabebés en el asiento delantero, asegúrate de que puedes inutilizar el airbag. Consulta el manual del coche, pues el mecanismo varía de un modelo a otro (una llave en la guantera o un botón en el salpicadero son las fórmulas más comunes). En caso de duda, consulta en el concesionario.


Los Sistemas de Retención Infantil (SRI) del grupo 1 protegen a niños de entre 9 y 18 kilos.

Cambiar la posición para que tu hijo viaje de frente es una decisión muy importante que, casi siempre, depende de las preferencias del bebé y los papás. Los expertos recomiendan que los bebés viajen en contra de la marcha el mayor tiempo posible.La razón es sencilla y contundente: en caso de colisión, el desplazamiento y la carga que sufren tanto la cabeza como el cuello son mucho menores. El mejor ejemplo lo encontramos en los países nórdicos, donde los niños viajan de espaldas hasta los dos y tres años y registran los menores índices de mortalidad infantil por accidente de tráfico.

¿Cinturón de seguridad o Isofix? Sin duda alguna, Isofix. Este sistema hace que la silla se integre en la carrocería del vehículo, a la vez que reduce las posibilidades de error en el montaje. Lo cierto es que no hay color entre la estabilidad que ofrece una silla con Isofix y otra que se sujeta con los cinturones (salvo el sistema de carraca de Concord). Pero no está de más buscar un SRI que combine ambos sistemas –podrás usarla en más coches–.


¿Barra de apoyo o ‘top tether’? Para que el Isofix sea realmente efectivo debe tener tres puntos de anclaje. En la tienda te dirán que lo más recomendable es el ‘top tether’, considerado como un anclaje universal. Si te decides por él, pruébalo antes de salir del establecimiento. En esta prueba he descubierto que, en algunos coches, la distancia entre el anclaje superior y la silla puede no ser lo suficientemente amplia como para tensar el cinturón. En estos casos, lo mejor es recurrir a la pata de apoyo –asegúrate de que tu coche admite esta opción–.




¿Arnés regulable o multiposición? La respuesta aquí es igual de rotunda: regulable. El arnés debe quedar siempre por encima de los hombros del bebé –muchas veces lloran porque les aprieta demasiado o les roza el cuello– y si se regula a la vez que el respaldo, mucho mejor.

Ten en cuenta también que, en poco tiempo, las piernas del pequeño quedarán suspendidas en el aire. Fíjate en el apoyo bajo las rodillas, lo ideal es que sea mullido y reforzado.


¿Silla fija o reclinable? A partir del año, a los bebés les puede la curiosidad y pasan mucho más tiempo cotilleando por la ventana. Aún así, en viajes largos, el sueño les vence y la musculatura del cuello se resiente si no le reclinas un poco. Es más, resulta recomendable que, hasta los dos años, viajen algo tumbados como medida de protección.

¿Delante o detrás? Los expertos recomiendan el asiento trasero de en medio como el más adecuado –el riesgo de lesiones en impactos laterales es mucho menor–, pero sólo es posible encoches con cinturón central de tres puntos. Además, las bases suelen ser demasiado anchas para esta plaza. No está de más, por esto, que pruebes la silla en los asientos de tu coche antes de comprarla.


Las sillas para el coche del Grupo 2-3 son las adecuadas para bebés entre 15 y 36 Kg

Los niños se hacen mayores y sus sillas de coche se quedan pequeñas, así que llega el momento de elegir la que será su compañera de viaje durante los próximos años: es la hora de comprar la silla de Grupo 2-3 o multigrupo

Antes de dar este salto, es importante recordar que en estos dos tramos no está permitido el uso de Isofix. Pero sí de conectores o sistemas Fix que, aprovechando los enganches del coche, aumentan la estabilidad, eliminan el balanceo en curvas y, de paso, evitan el engorro de tener que atar la silla cuando viajas sin niño.

¿Sillas de un grupo específico por cada fase o multigrupo?
Muchos pediatras aseguran que sólo las sillas específicas garantizan el máximo nivel de seguridad, confort y funcionalidad, pues están pensadas para cubrir únicamente un tramo de peso, su morfología es la que mejor se adapta al cuerpo del niño. Pero, por esta misma razón, su vida útil es más corta.


Las sillas para el coche multigrupo (también conocidas como sillas polivalentes) son una elección mucho más ventajosa a nivel económico, ya que están ideadas para abarcar dos y hasta tres tramos de peso. Se pueden usar durante muchos años, pero, dado lo poco que tiene que ver el cuerpo de un bebé de dos años con el de un niño de diez, arrojan peores resultados en las pruebas de seguridad.


 Lo ideal, por tanto, es comprar una silla para el coche especial para cada fase. 




1 comentario:

  1. Nosotros estamos mirando sillitas ya que queremos comprar una nueva. En la tienda Eurekakids hay una gran variedad, lo difícil será escoger!!

    Un saludo,
    Pilar

    ResponderEliminar