Ara tambè pàgina de Facebook

http://www.facebook.com/lapediatriadeldiaadia
Pots seguir-nos clicant "m'agrada"

viernes, 27 de marzo de 2015

El duelo

El accidente del Airbus de la compañía GermanWings nos ha conmocionado e impactado a todos. Se sabe que entre los pasajeros fallecidos hay víctimas españolas, pero la tragedia no entiende de nacionalidades. Ya lo dijo Publio Terencio: “Ningún sufrimiento humano me es ajeno”. Ahora, comienzan unos días de mucha incertidumbre y dolor para los familiares de las víctimas del siniestro aéreo.

El Duelo consta de una serie de FASES:
1. DESCONCIERTO E INCREDULIDAD. Es la primera reacción ante la noticia: “Esto no me está pasando a mi”. Es la negación de la realidad, un alejamiento del hecho para intentar paliar los efectos del acontecimiento.
2. TRISTEZA PROFUNDA Y AGRESIVIDAD. Se producen reacciones de ira y descontento, incluso ante quienes les rodean, angustiados por ser el protagonista de una desgracia.
3. DESESPERACIÓN Y DEPRESIÓN. Con apatía, tristeza y fragilidad, nos vamos haciendo a la idea de una pérdida irreversible. Es la silenciosa resignación.
4. ACEPTACIÓN Y PAZ. Va reapareciendo la necesidad de centrarse en las actividades cotidianas, de abrirse a las relaciones sociales. No obstante, nunca se vuelve al estado anterior a la pérdida.
Todas las pérdidas precisan de este proceso, que tiene una duración que oscila entre los 6 meses y los 3 años, aproximadamente, dependiendo de varios factores:
• Del grado o importancia de la relación.
• Del apoyo social. Una persona que cuenta con amigos o familiares que le quieren y le entienden, con los que se siente apoyado y comprendido, tendrá más facilidad para amortiguar el dolor.
• De la personalidad. Hay personas que sienten las cosas, tanto las alegrías como las tristezas de forma muy intensa, mientras que otras tienen mayor contención. De la misma forma, hay quienes tienen una mayor facilidad para profundizar en continuos pensamientos catastróficos, profundizando en la espiral de dolor.
• De la confianza y autoestima. Un nivel alto de autoestima o confianza nos ayudará a no tener pensamientos autodestructivos ni de acontecimientos catastróficos.
• De la forma de afrontar los problemas. Muchas personas son capaces de evaluar la situación y buscar apoyo emocional.

El duelo infantil tras una pérdida traumática

En relación a los niños o adolescentes que pudieran estar afectados por la tragedia, es muy importante controlar y dosificar la información a la que van a tener acceso,para poder protegerles del impacto que tiene para ellos una información que es traumática. Es esencial tener una comunicación abierta con ellos para que puedan anticipar lo que es esperable que ocurra a partir de ahora, o cómo van a cambiar sus vidas, porque eso les preocupa muchísimo. Puede servirles de ayuda que nos mostremos disponibles por si nos quieren consultar algo, pero sin llegar a agobiarles o presionarles.
La rutina sirve como contención del dolor y les sirve también para estar en contacto con el que es su grupo de referencia, sus compañeros de colegio y sus amigos. El entorno debe entender que la forma de expresión de un menor es distinta de la nuestra, nuestros menores se comunican usando las nuevas tecnologías y debemos respetar el modo en el que se expresan. Los adultos debemos prestar especial atención a problemas de sueño o de la alimentación que puedan aparecer y consultar con un especialista en caso de duda.
En conclusión, sea cual sea nuestro papel, al atender a familias de las víctimas de un accidente traumático, en los primeros momentos debemos tener presente que no existe una frase o una fórmula que alivie el dolor de la pérdida, pero sí podemos apoyarles con la escucha activa de su dolor, estando presentes y mostrándonos sensibles con su situación.
Os presento un blog de Ayuda al Duelo de la FUNDACIÓN MARIO LOSANTOS DEL CAMPO   www. fundacionmlc.org En la web hay mucha infomación de como explicar la muerte a los niños: http://blog.fundacionmlc.org/tag/como-explicar-la-muerte-a-los-ninos/ tienen una guia descargable EXPLÍCAME QUÉ HA PASADO
El niño o el joven que ha sido educado sin tener en cuenta la muerte, cuando le llega la pérdida, se encuentra como un náufrago en medio del dolor y de la incertidumbre. Nuestra sociedad vive de espaldas a la muerte, la niega y la esconde, especialmente a los niños y adolescentes. Ellos, en cambio, sienten una gran curiosidad y se formulan preguntas. 

Os dejo un libro que os puede ser útil (catalán y castellano) de nuestra querida Montse Esquerda y Anna M. Agustí. Este libro pretende explorar el universo del niño en relación con la muerte y sus reacciones delante de la pérdida de un ser querido. También ofrece herramientas para poder acompañar a los niños o jóvenes y ayudarles a elaborar el dolor. 

 


En el siguiente enlace podéis acceder también a cuentos en catalán para explicar la muerte a los más pequeños. http://www.dol-lleida.org/publicacions y uno en castellano Buenas noches abuelo




¿Cómo podemos hablar de la muerte con nuestros hijos? 
Con mucho cariño 
Con muchísimo amor 
Pasando todo el tiempo del mundo juntos 
Hablando con delicadeza 
Sin atragantamientos 
Sin mentiras 
Con respeto a su mundo emocional 
Sabiendo esperar 
Escuchando mucho 
Con mimo 
Con caricias 
Sin temor 
Y SIEMPRE Con disposición a la VERDAD


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada